El pueblo sirio es el único quien puede decidir el futuro de su país, afirma Lavrov

Moscú, SANA– El canciller ruso Sergei Lavarov, reiteró que El pueblo sirio es el único quien puede decidir el futuro de su país sin ninguna injerencia externa.

En su entrevista con el periódico ruso Izvestia, Lavrovo explicó que la resolución N-2254 adoptada por el Consejo de Seguridad allana el camino para formar un amplio frente contra el terrorismo bajo los auspicios de la ONU.

“Esta resolución de la ONU orientó los esfuerzos multilaterales en la pista de Siria y da el carácter jurídico internacional del trabajo asignado para la preparación del diálogo entre el gobierno sirio y los espectros de la oposición, y al mismo tiempo allana el camino para la formación de un frente amplio para la lucha contra el terrorismo bajo los auspicios de las Naciones Unidas y con el apoyo de todos aquellos que se oponen al terrorismo en el mundo, incluyendo el ejército sirio,” dijo Lavrov.

Agregó que dicha resolución refleja el enfoque de principios de su país para tratar de resolver la crisis en Siria sobre la base de que el pueblo sirio es el único quien puede decidir el futuro de su país sin ninguna injerencia externa.

Saromulotov destaca la necesidad de sumar los esfuerzos para acabar con el terrorismo

Por otra parte, El vicecanciller ruso Oleg Saromulotov, consideró que la eliminación completa a los terroristas en Siria e Irak requiere mucho esfuerzo.

“Los terroristas en Siria e Irak están utilizando métodos de sabotaje y terrorismo y lanzan ataques traicioneros y están aterrorizando a la población civil”, dijo el titular ruso.

En el mismo contexto, agrego que la lucha contra la organización terrorista de “Daesh” requiere mucho esfuerzo, y es preferible que este será de una amanera integral y sobre la base del derecho internacional y en coordinación con el gobierno sirio.

 

 

M/Miri

Check Also

Siria y Omán firman acuerdo en materia de restauración de piezas arqueológicas

Muscat, SANA Siria y el Sultanato de Omán firmaron un acuerdo y un memorándum de …