Historia del trigo sirio, un grano que alimenta la humanidad

Damasco , 27 oct (SANA)  El trigo ha tenido siempre una gran importancia a lo largo de la historia por su papel económico, social y espiritual, y también por las leyendas, costumbres y tradiciones vinculadas al mismo y que unen a los hijos de Siria.

El grano de trigo tiene prestigio en la sociedad siria y luego se convirtió en un símbolo de infinita producción intelectual y material, y hoy, una década después del estallido de la guerra terrorista que agotó las capacidades y recursos de los sirios,  este cultivo fue el mensaje que transmitió este pueblo guerrero reflejando su identidad cultural, civilización  y resistencia en el Pabellón de Siria en la Expo Dubái 2020 en Emiratos Árabes Unidos.

El comienzo de la historia

Según escribió  el veterano intelectual  sirio Firas al-Sawah en su libro (El misterio de Ishtar) el ciclo de la naturaleza se ha vuelto de mayor importancia para la vida humana después del descubrimiento del trigo, de modo que  el pan  se convirtió en una de las prioridades  básicas del  alimento del ser humano que cambió sus hábitos y costumbres  sociales.

El libro revela como la vida del hombre sirio y sus sistemas económicos se centraron en la sucesión de estaciones y el ciclo agrícola anual, en este concepto, las leyendas antiguas se inspiraron en la Diosa de la Naturaleza (Ishtar) que estaba ausente en el otoño y vuelve a florecer en la primavera

Todo esto creó una forma especial para expresar el gran valor que concedían los sirios al pan  ya que tantos viejos como jóvenes se acostumbraron a  recoger las migas de pan tirado en el suelo y  lo ponen en un lugar alto, mientras otros se apresuran a besarlas y ponerlas en su frente de una manera que corresponde a su santidad y bendición…

El sirio es el sembrador del primer grano de trigo

Después del descubrimiento de la agricultura en el octavo milenio antes de Cristo, investigadores arqueológicos afirmaron que la agricultura dio sus primeros pasos en Siria, según datos mencionados en el libro “el surgimiento de la civilización desde los primeros agricultores hasta la sociedad urbana en el Antiguo Oriente Próximo” del autor Charles Redman.

En 1965, un grupo de arqueólogos franceses llevó a cabo excavaciones de emergencia en el sitio (Tel al-Maribit), a unos 100 kilómetros al oeste de la provincia siria de Raqa, que estaba amenazado por la inmersión con las aguas de la presa del Éufrates.

Descubrieron miles de importantes hallazgos arqueológicos que evidenciaron que este lugar era una de las primeras zonas de asentamiento humano y marcó el inicio de la agricultura que se extendió por todo el mundo para ser una de las etapas más decisivas en la historia de la humanidad.

Ugarit es el puerto alimentario de los pueblos del mundo

Entre las ciudades antiguas de Siria se encuentra la ciudad portuaria de Ugarit (Ras Shamra, en árabe ) en la costa mediterránea al norte de Siria a pocos kilómetros de la moderna ciudad de Latakia,  desempeñó un papel muy influyente en cultivar este cereal y su exportación a otras regiones..

El investigador sirio especializado en la civilización ugarítica,  Ghassan Al-Qayyim, dijo en una entrevista con SANA que “algunos documentos traducidos confirman que gracias a esta ciudad, Anatolia se abasteció de alimentos como “trigo y cebada” especialmente durante las épocas que fueron testigos de un deterioro de la situación internacional a consecuencia de guerras e invasiones”.

Al-Qayyim agregó que en una carta, el rey hitita (rey del imperio hitita en el centro norte de Anatolia)  pidió custodiar un convoy  de cereales enviado desde el reino  de Mukesh, ubicado en el noroeste de Siria (la actual llanura en la región de Alejandreta) a Khati en Cilicia (una accidentada región montañosa de las montañas Tauro).

Todos estos documentos y referencias históricas constituyen una prueba de que el  Reino de Ugarit fue una nación abierta a lo largo de su  historia, que proporcionó ayuda y asistencia a todos sus vecinos y a los países con los que tenía relaciones políticas y comerciales.

Se sabe que Ugarit es el reino sirio donde se descubrió el primer alfabeto pero otras  investigaciones científicas confirman que este antiguo reino fue la fuente de la primera riqueza agrícola así como después de tantas excavaciones arqueológicas y sondeos estratigráficos bajo la ciudad, se halló un grupo de granos en el estrato inferior, que se remontan a mediados del octavo milenio antes de Cristo.

Entre pasado y presente 

Los estudios históricos mencionan que el Imperio Romano se abastecía de trigo y productos agrícolas plantados en las fértiles llanuras del Levante, que se conocían como las llanuras de Hauran.

Esas tierras fértiles y productivas fueron descritas como (graneros de Roma), es decir, (almacenes de alimentos) ya que el Imperio Romano dependía de las cosechas del trigo que producen estas tierras y  desde entonces, los romanos prestaron su atención al desarrollo de sistemas de riego, por lo que cavaron canales y pozos bajo la supervisión de ingenieros especializados con el fin de anexar estas tierras a su reino.

Este legado económico y humano que Siria regaló a la humanidad, lo vemos hoy siendo utilizado como arma de una guerra sucia impuesta a su pueblo con el objetivo de matarlos de hambre y amenazar la seguridad alimentaria nacional después de que Siria antes de 2011 era considerada uno de los países autosuficientes en la producción de trigo y tenía una reserva estratégica suficiente para cinco años y su producción anual era de hasta 4 millones de toneladas, según un informe de  la Organización Mundial de la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En verano de 2016, las fuerzas de ocupación turcas ocuparon tierras en el norte de Siria y reforzaron su presencia militar bajo el pretexto de luchar el Estado Islámico (Daesh en árabe) pero esta conspiración del gobierno de Ankara fue solo para agotar las energías y recursos del Estado Sirio, especialmente el trigo, que sufrió un declive debido a que el régimen turco, en cooperación con sus mercenarios, cortó el agua a las tierras agrícolas en la región siria “Jazira”..

La situación empeoró aún más ya que cada temporada de cosecha de trigo, las organizaciones terroristas prenden fuego en esos campos, mientras los soldados de la ocupación estadounidense roban lo que quedaba a través de camiones  que salen del territorio sirio con la complicidad de los mercenarios de Washington, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Se hizo evidente que  tanto Turquía como Estados Unidos buscaron recrudecer la guerra económica contra el pueblo sirio.

El trigo sirio abriga la esperanza

El grano de trigo siempre fue  un emblema del alma humana, pero en cuanto a los sirios representa una gran historia de amor y apego a su tierra a pesar de todo lo que han sufrido a lo largo de la historia ya que tienen toda la certeza de que el grano de trigo cae dentro de la tierra y muere para luego brotar, crecer y producir.

Costumbres y tradiciones sociales vinculadas al grano de trigo

Los sirios expresaron sus amor y gratitud al grano de trigo mediante varios costumbres y fiestas anuales como ( la fiesta de Santa Bárbara) , que se celebra el 4 de diciembre por las comunidades cristianas.

Según el investigador Al-Qayyim,  las familias fiesteras preparan dulces hechos de trigo y también encienden una pila de leña frente a cada casa, especialmente en el campo sirio, y la rodean y cantan su famosa frase (en el Festival de Bárbara, el amor ha vuelto a llenar los corazones) como metáfora del final del proceso de cultivar la tierra y la necesidad de volver a esconder los granos que no fueron plantados.

Otras  de las tradiciones sociales populares que llevan a cabo las familias sirias es hervir los granos de trigo en estufas de leña frente a las casas, donde los niños, familiares y vecinos se reúnen para tomar su plato después de agregarle un poco de azúcar.

Trigo y cultura

La espiga de trigo y su espíritu fueron fuente de inspiración para los artistas plásticos sirios, ya sea a través de la pintura plástica o a través de los lentes de los fotógrafos, pero lo que más la distinguió fue su aparición en el espectáculo que se presentó en la inauguración de los  Juegos Deportivos “Heridos de Patria” del gran cineasta Najdat Anzour.

El grano de trigo, con su espíritu generoso, se destaca en el pabellón de la República Árabe Siria en Expo Dubái 2021 en los Emiratos Árabes Unidos, con un mensaje al mundo entero de que Siria, que fue el reservorio del viejo mundo con su trigo y su bondad, es hoy el espíritu del nuevo mundo con su gente que cultiva la creatividad y la belleza en su tierra natal y difunde el conocimiento por toda la tierra a través del trabajo y la esperanza .

ws/fm

Check Also

En cifras, los crímenes israelíes contra el pueblo palestino durante noviembre último

Jerusalén ocupada, 01 dic (SANA) Continúan los crímenes y ataques de las fuerzas de ocupación …