Jaafari: Damasco no reconoce el mandato de la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre Siria

Nueva York, SANA

El representante permanente de Siria ante las Naciones Unidas, Bashar Jaafari, dijo que el “Gobierno sirio no reconoce el mandato de la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre Siria y no acepta la discusión con sus miembros”.

Esa postura siria fue expresada por Jaafari durante su intervención en una sesión informal de la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrada para hacer audición al informe de los miembros de la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre Siria.

El diplomático sirio aseguró que “resultó correcto el enfoque del gobierno sirio que considera inútil el tratamiento de Siria con esa comisión”, denunciando que “la selectividad y la politización han matizado sus informes presentados ante el Consejo de Seguridad, el Consejo de Derechos Humanos y la Asamblea General, ya que se basan en historias falsas y testimonios engañosos de personas y entidades que se encuentran fuera de Siria”.

Destacó además que “la Comisión dependió en informes falsos de algunas organizaciones no gubernamentales que se dicen con orgullo “sin fronteras” y de observatorios de derechos humanos que colaboran con servicios de inteligencia occidentales y que pasan por el alto la soberanía de las naciones y trabajan ilegalmente sobre su territorio”.

Jaafari indicó que “la Comisión ignoró los testimonios de miles de sirios víctimas de los crímenes de las organizaciones terroristas armadas y también pasó por alto toda la abundante información documentada y proporcionada por el Gobierno sirio a las Naciones Unidas desde el comienzo de la crisis y hasta ahora. Dicha información fue contenida en más de 600 cartas oficiales enviadas a los diversos órganos de las Naciones desde 2011”.

En este sentido, denunció que “la Comisión ha optado desde su creación por un enfoque parcial y selectivo que no sirve a la noble causa de los derechos humanos sino que favorece a las agendas y políticas de algunos Estados influyentes en el Consejo de Derechos Humanos y el Consejo de Seguridad, a fin de torcer el brazo de Estado sirio y tratar de demonizar al gobierno sirio ante la opinión pública mundial.”

De igual manera, indicó que la “Comisión ha proporcionado una visión parcial de la realidad, cifras inexactas e información no documentada que sólo sirven para alentar a las organizaciones terroristas para seguir cometiendo más crímenes, sobre todo cuando esa comisión u otros comités ponen a los terroristas en pie de igualdad con el gobierno legítimo de Siria que protege a los civiles del terrorismo de esos grupos”.

También hizo hincapié en que la guerra en Siria no es una guerra entre los sirios sino es una guerra contra el terrorismo global y los países que lo patrocinan y que optaron por luchar sobre el territorio sirio, utilizando al terrorismo como arma política”.

Jaafari lamentó que la comisión de investigación padece de “ceguera al color” ya que ha mezclado en sus informes entre un gobierno legítimo que la ley está de su parte cuando lucha contra grupos terroristas armados, la mayoría de sus integrantes son extranjeros, y que los pone en pie de igualdad con el gobierno.”

Por último, precisó que “la Comisión no es consciente ni se percata de que ha puesto a sí misma al servicio de agendas políticas dirigidas contra Siria, y ahora es una víctima de la manipulación de Estados influyentes en el Consejo de Seguridad y el Consejo de Derechos Humanos, y está siendo dirigida de forma indirectamente en la dirección deseada para abusarse del Gobierno de Siria y obstaculizar el logro de un arreglo pacífico de la crisis, donde lejos de cualquier interferencia externa”.

Fady M., Hala B.

Check Also

Estados Unidos está reciclando a los terroristas de Daesh

Damasco, 24 ene (SANA) Estados Unidos está intentando reciclar la agrupación terrorista Estado Islámico, Daesh en …