Directo de Antigüedades llama a los sirios a cerrar filas ante los terroristas que amenazan el patrimonio histórico del país

Damasco, SANA

El director general del Órgano de Antigüedades y Museos de Siria, Dr. Mamun Abdul-Kareem, reiteró que la destrucción de la ciudad arqueológica de Palmira constituiría una catástrofe no sólo para Siria sino para toda la humanidad.

En una rueda de prensa sostenida este sábado, Abdul-Kareem señaló que el ataque librado por los terroristas del Estado Islámico contra la ciudad de Palmira representa una verdadera amenaza para la ciudad antigua declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Director de Antigüedades dirigió un llamamiento a todos los sirios para cerrar filas ante las bandas terroristas que pretenden destruir el patrimonio cultural e histórico del país.

Asimismo, agradeció al ejército sirio que garantizó protección a los funcionarios de la Dirección de Antigüedades mientras trasladaban los tesoros arqueológicos de Palmira a lugares seguros.

Abdul-Kareem exigió el cumplimiento de la resolución No. 2199 emitida por el Consejo de Seguridad de la ONU en el pasado mes de febrero, la cual establece desecar las fuentes del terrorismo en Siria e Irak, y salvaguardar su patrimonio cultural.

En este contexto, lamentó que pese a esta resolución internacional y los continuos llamados lanzados por Siria a la comunidad internacional para proteger la ciudad de Palmira, los países vecinos de Siria no han mostrado cooperación alguna en materia de controlar sus fronteras para impedir el contrabando de piezas arqueológicas desde Siria o confiscar las piezas contrabandeas, a excepción de las autoridades libanesas que ayudaron en la recuperación de 100 piezas.

En cuanto a las informaciones facilitadas por la comunidad local sobre la situación de la ciudad arqueológica y el Museo Nacional de Palmira después de haber sido atacados por los mercenarios del Estado Islámico, Abdul-Kareem reveló que su dirección recibió informaciones de que los terroristas irrumpieron en el museo y sabotearon sus pertenencias, así como destruyeron sus puertas y estatuas que fueron exhibidas recientemente.

También, aclaró que la Dirección trasladó decenas de miles de piezas arqueológicas, tales como estatuas y sarcófagos, gracias a un esfuerzo común entre los funcionarios de la Dirección y las unidades del ejército sirio.

El Director de Antigüedades expresó su preocupación por la destrucción y sabotaje que podría sufrir la ciudad antigua de Palmira a semejanza de lo que pasó en el área norte de Irak, afirmando que la Dirección se esfuerza actualmente para salvaguardar esta ciudad en colaboración con la comunidad local.
Lynn A., Fady M.

Check Also

Inauguran nuevos proyectos en el hospital docente Al-Mowasat en Damasco

Damasco, 26 jun (SANA)  El primer ministro Hussein Arnous, inauguró una serie de proyectos de …