Muhammad al-Durrah, 21 años sin justicia

Damasco, 09 oct (Prensa Latina) El 30 de septiembre de 2000, Muhammad al-Durrah, de 11 años, fue asesinado a tiros por soldados israelíes en la Franja de Gaza. Su padre, Jamal, quien trató de proteger a su hijo de una lluvia de balas, resultó herido en el incidente. Dos décadas después, el joven continúa siendo un ícono de la resistencia palestina, mientras los asesinos del niño nunca han comparecido ante la justicia.

El video de Jamal al-Durrah tratando de proteger a su hijo mientras las balas llovían sobre ellos fue transmitido por France 2. Las desgarradoras imágenes mostraban a padre e hijo agachados detrás de un pilar de hormigón mientras intentaban encontrar refugio de las fuerzas israelíes que habían abierto fuego. Luego de que se pudo ver a Jamal haciendo señales para intentar que los soldados dejaran de disparar, una ráfaga de disparos israelíes puso un fin prematuro a la vida del niño palestino.

Este año, el asesinato cumplió 21 años, y todavía continúa sin justicia.

El caso

El 28 de septiembre de 2000, el Ejército de ocupación arremetió en el Noble Santuario de la Mezquita al-Aqsa con varios funcionarios israelíes de derecha protegidos por 2.000 militares. Los musulmanes palestinos dentro de la mezquita de Al-Aqsa protestaron por su provocativa visita.

El día en que Muhammad al-Durrah fue asesinado, un grupo de palestinos enojados se acercó al asentamiento israelí de Netzarim en medio de la Franja de Gaza. Lanzaron piedras a los soldados de ocupación israelíes que establecieron un puesto de control militar en su puerta oriental.

Mientras el niño y su padre buscaban refugio detrás de una pequeña estructura de hormigón, Jamal al-Durrah les gritó a los soldados israelíes que dejaran de disparar al niño. Sus gritos fueron ignorados y Muhammd fue baleado varias veces, muriendo en el regazo de su padre.

21 años pidiendo justicia

Muhammad Jamal al-Durrah nació el 18 de noviembre de 1989 en el campo de refugiados de al-Bureij, en el centro de la Franja de Gaza. En declaraciones a la Agencia Anadolu, su padre, describió a su hijo como “fuerte y valiente, y tenía mucho valor para hablar y debatir con los demás”.

“Muhammad tenía un carácter fuerte. Siempre estuvo al lado de la verdad, la defendió y ayudó a los oprimidos. También le gustaba ayudar a los demás con lo poco que podía”, comentó. El martirio de mi hijo “no ha sido olvidado por el mundo”, dijo Jamal. “Nunca será olvidado”.

El padre del niño, Jamal al-Durrah, renueva su llamado para que el régimen de Israel rinda cuentas por el asesinato de su hijo y por todos los crímenes y masacres que ha cometido contra el pueblo palestino.

En una de sus últimas entrevistas concedida a un medio local, al-Durrah expresó su pesar por “la incapacidad de las instituciones oficiales palestinas de utilizar el caso de su hijo para condenar a Israel por sus crímenes en la Corte Penal Internacional (CPI)”.

“Empecé una batalla legal solo en los tribunales franceses sin el apoyo de ningún funcionario árabe o palestino”, dijo el afligido padre. Y añadió: “Este asunto no es sólo de la familia al-Durrah, es el asunto de todos los palestinos, y el de los mártires y las masacres que sigue cometiendo la entidad sionista.”

Las imágenes del tiroteo dieron la vuelta al mundo. Sin embargo, ni una sola organización internacional ha pedido nunca que se juzgue a los asesinos del niño por su asesinato. Han pasado 21 años del asesinato de Muhammad al-Durrah y el régimen de apartheid de Israel sigue matando palestinos, incluidos niños, con impunidad.

Fuente: Diario Sirio Libanés

Check Also

Ocupante israelí sigue pisoteando el derecho internacional

Jerusalén ocupada, 04 dic (SANA) La ocupación israelí sigue violando las resoluciones de la ONU …