En el Día Internacional de la Mujer, la sangre de la mártir Ghalia Farahat sigue siendo un faro para el sacrificio

Quneitra  , SANA

A lo largo de la historia, las mujeres sirias han sido un ejemplo de sacrificio, patriotismo y contribución a la resistencia de la ocupación y el terrorismo, y uno de esos ejemplos es la mártir, Ghalia Farhat, quien cayó el 8 de marzo de 1987.

En aquella fecha, miles de sirios de los cuatro poblados en el ocupado Golán desafiaron el toque de queda impuesto por las autoridades sionistas y salieron a las calles de la localidad ocupada de Buqatha.

Los soldados israelíes asaltaron la referida localidad y arrestaron a docenas de sus jóvenes y comenzaron a disparar contra los ciudadanos, lo que causó lesiones a la muerte Ghalia Farhat mientras ayudaba a los heridos, y las fuerzas de ocupación israelíes impidieron las ambulancias de llevarla y la dejaron desangrando hasta morir a la edad de 53 años.

El Martirologio de Ghalia Farhat coincidió con el Día Internacional de la Mujer, por lo que su sangre era una nueva mancha en la frente de la entidad usurpadora israelí.

El Movimiento Nacional Sirio en el Golán despidió a Ghalia en grandes manifestaciones en las que miles de golaneses y palestinos.

Ghalia fue martirizada en el mismo Día de la Mujer y así se convirtió este día en una efeméride nacional que celebran los sirios con la esperanza de la liberación de cada grano de tierra del Golán ocupado.

F.M/W.S

Check Also

Siria compra el cultivo de trigo de sus agricultores a precios por encima del mercado mundial

Damasco, SANA Las autoridades sirias anunciaron que comprarán todo el cultivo de trigo de los …