Ala: Turquía utiliza el tema de los refugiados como instrumento de presión para lograr sus metas

Ginebra, SANA

El embajador de Siria ante la oficina de las Naciones Unidas y las organizaciones internacionales en Ginebra, Hossam Addin Ala, afirmó que el Estado sirio se esfuerza para garantizar el regreso de los desplazados a sus hogares, responder a sus necesidades básicas, y reconstruir la destrucción causada por el terrorismo.

En un comunicado al que dio lección durante la 70ª sesión del Comité Ejecutivo del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el embajador Ala advirtió sobre las esquemas políticas turcas que comercian con el sufrimiento de los refugiados y los utilizan como instrumento de presión para lograr metas políticas y económicas y para justificar el establecimiento de “zonas seguras” dentro del territorio sirio sin la aprobación del gobierno sirio en una flagrante violación del Derecho Internacional y la Carta de la ONU y en ejecución de sus anhelos expansionistas que podrían socavar el proceso político en Siria.

Ala puntualizó que Siria reitera la importancia de que las agencias humanitarias de la ONU cumplan su función lejos de la politización y el doble moral.

El embajador sirio exhortó a tratar con las razones fundamentarles detrás del desplazamiento forzado, resaltando que las agresiones, la ocupación extranjera, el terrorismo sistematizado, y las medidas coercitivas unilaterales son los factores principales de la crisis humanitaria que presencia la región, lamentando que los informes del alto comisionado de la ONU para los Refugiados no incluyen estos factores.

En el mismo contexto, destacó que el causante del sufrimiento humano en Siria y el desplazamiento de los civiles es el terrorismo takfiri patrocinado por algunos países, y la guerra económica que ha alcanzado todos los sectores, especialmente el sector farmacéutico y médico.

Agregó que gracias al restablecimiento de la seguridad en varias zonas sirias por el Ejército sirio, dos millones y 900 mil ciudadanos sirios retornaron voluntariamente a sus casas, entre los cuales un millón y 300 mil desplazados internos y 600 mil desplazados externos.

Aseveró que el Estado sirio facilitó el retorno de alrededor de 30 mil de los residentes del campamento de Rukban a sus ciudades y pueblos, y se trabaja actualmente con la ONU para completar la evacuación del resto de los civiles que se quedaron en dicho campamento.

Los esfuerzos del gobierno sirio para repatriar a sus civiles y garantizar el retorno de los desplazados a sus casas siguen siendo obstaculizados por algunas partes que les conviene emplear el tema de los refugiados para llevar a cabo sus propias agendas, aseveró.

Concluyó reiterando los llamados de Siria al Alto Comisionado para los Refugiados para que adopte iniciativas y posturas basadas en hechos reales, y aliente la repatriación de los refugiados, siendo este paso la opción idónea para poner fin al sufrimiento de los mismos.

Lynn A./ R. Rashed 

Check Also

Ejército chocó con terroristas mercenario del régimen turco en Hasakeh

Hasakeh, SANA Una unidad del ejército árabe sirio chocó con grupos terroristas mercenarios del régimen …