Conozca en detalles a Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia que buscan su adhesión a Rusia

Damasco, 25 sep (SANA)   Las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, que proclamaron su independencia de Ucrania en 2014, anunciaron el 19 de septiembre sus planes de celebrar referendos para unirse a Rusia. Mientras, las administraciones de las regiones de Jersón y Zaporiyia, controladas por el Ejército ruso, comunicaron planes similares al día siguiente.

República Popular de Donetsk

La República Popular de Donetsk (dentro de las fronteras de la región de Donetsk) se encuentra en el sur de la llanura de Europa Oriental. Bañada por el mar de Azov desde el sur, comparte fronteras con Ucrania (regiones de Dnepropetrovsk, Zaporiyia y Járkov), Rusia y la República Popular de Lugansk.

La superficie de la región es de 26.500 km2. Según el principal departamento de estadística de la república, al 1 de marzo de 2022, la población se estimó en unos 2.198.000 habitantes. Es una república presidencialista, siendo Donetsk, Makéevka y Górlovka sus tres ciudades más grandes.

La ciudad de Donetsk fue fundada sobre un asentamiento minero a principios de la década de 1860. Recibió el estatus de ciudad en mayo de 1917 y, a finales de ese año, el poder soviético se estableció en la ciudad.

Entre enero y marzo de 1918, Donetsk formó parte de la República Soviética de Donetsk, dentro de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia (RSFSR). En el segundo Congreso de los Sóviets de toda Ucrania, celebrado entre el 17 y el 19 de marzo de 1918, se incorporó a la República Soviética de Ucrania.

Tras la firma del tratado de Brest-Litovsk el 3 de marzo de 1918, suscrito entre el nuevo Gobierno bolchevique de Rusia y las potencias centrales (Imperio alemán, Imperio austro-húngaro, Bulgaria y el Imperio otomano), que puso fin a la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial, Donetsk fue ocupada por las tropas alemanas. Hasta finales de 1918, la ciudad siguió formando parte del Estado ucraniano del comandante cosaco, o Hetman, Pavló Skoropadski. En diciembre de 1919, durante una ofensiva lanzada por el Ejército rojo, el poder soviético fue restaurado en la región.

A finales del siglo XIX, la zona experimentó un auge industrial, con la construcción de plantas metalúrgicas y de construcción de maquinaria, ferrocarriles y minas. El 2 de julio de 1932, la región de Donetsk entró a formar parte de la República Soviética de Ucrania. El 3 de junio de 1938, se dividió en las regiones de Stalin y Voroshílovgrad (actual Lugansk).

Durante la Gran Guerra Patria —nombre dado por la historiografía soviética a la parte de la Segunda Guerra Mundial focalizada en el frente del este y que enfrentó a la URSS y a la Alemania nazi entre 1941 y 1945—, Donetsk fue ocupado por las tropas alemanas y se calcula que murieron 92.000 personas en los tres campos de concentración creados por los nazis en la ciudad y sus alrededores. El 8 de septiembre de 1943, Donetsk fue liberado por las tropas soviéticas durante la ofensiva en el Donbás.

Tras la disolución de la URSS en 1991, el territorio que hoy conforma la República Popular de Donetsk pasó a formar parte de Ucrania.

Sin embargo, en 2014, luego de que el entonces presidente Víktor Yanukóvich fuera derrocado en un golpe de Estado orquestado por Washington y Bruselas, empezaron a estallar protestas en las regiones del sureste del país a medida que la población se mostraba cada vez más descontenta con el nuevo poder de Ucrania.

El 13 de abril de 2014 el presidente en funciones de Ucrania, Oleksandr Turchínov, anunció una “operación antiterrorista a gran escala” con la participación del Ejército contra las regiones del sureste, predominantemente rusoparlantes.

El 11 de mayo de 2014, se celebró un referendo de secesión en la región de Donetsk, en medio del temor de que los nuevos políticos radicales les impidieran hablar libremente la lengua rusa. Finalmente, el 12 de mayo, la república proclamó su independencia. Aparte de Rusia, la independencia fue reconocida por la República Popular de Lugansk, la República de Abjasia, la República de Osetia del Sur, Corea del Norte y Siria.

Desde el 24 de febrero de 2022, la mayor parte de Donetsk, dentro de sus límites administrativos, incluida la gran ciudad portuaria de Mariúpol, fue liberada de las fuerzas del régimen de Kiev.

La gente se alegra de la firma de los documentos de reconocimiento de la República Popular de Lugansk y la República Popular de Donetsk por parte de Rusia en Donetsk. – Sputnik Mundo, 1920, 13.04.2022

A lo largo de su historia, la economía de la región de Donetsk se centró en la metalurgia, la ingeniería mecánica, las industrias química y del carbón, la energía eléctrica, la alimentación y las industrias ligeras. Además, cuenta con yacimientos de carbón, sal gema, calizas y dolomitas, arcillas refractarias y arenas, caolín, mercurio, amianto, yeso, tiza, piedra de construcción y de revestimiento.

En 2020, la base de la economía de la región era la metalurgia (36%) y la generación de electricidad (27%). La industria alimentaria representaba el 12% y la extracción de recursos, el 9%. Según el Ministerio de Industria y Comercio de la república, su economía está orientada a la exportación de arrabio, varilla de hierro, acero laminado, coque, tuberías, cable y alambre. Entre las principales empresas se encuentran la planta metalúrgica de Yenakievski, la planta metalúrgica de Makéevka y la planta química y de coque de Yasinovatski.

República Popular de Lugansk

La República Popular de Lugansk (dentro de las fronteras de la región de Lugansk) se encuentra en el sur de la llanura de Europa del Este, limita con Ucrania (región de Járkov), Rusia y la República Popular de Donetsk. La superficie del territorio es de 26.700 kilómetros cuadrados y la población (al 1 de mayo de 2022, según el comité estatal de estadística de Lugansk) es de 1.390.000 habitantes. Las ciudades más grandes de la república son la urbe homónima de Lugansk, Krasni Luch y Alchevsk.

La ciudad de Lugansk fue fundada en 1795 como un asentamiento para la fábrica de hierro de Lugansk, construida por decreto de la emperatriz Catalina II. La empresa fue creada para proveer de cañones y proyectiles a la Flota del Mar Negro y a las fortalezas costeras.

El 8 de noviembre de 1917, el poder soviético se estableció en Lugansk. Sin embargo, la ciudad fue ocupada por tropas alemanas y austriacas desde abril hasta noviembre de 1918.
El 24 de diciembre de 1919, unidades del Ejército rojo liberaron finalmente la ciudad. En el transcurso de esos años, Lugansk fue un centro provincial de la provincia de Donetsk, ubicada dentro de la República Soviética de Ucrania.

Sin embargo, en 1938 se separó de la región de Donetsk y fue renombrada como región de Voroshílovgrad. Fue solo en 1958 cuando pasó a llamarse nuevamente Lugansk.
Durante la Segunda Guerra Mundial, el 17 de julio de 1942, Lugansk fue ocupada por las tropas alemanas. Fue liberada el 14 de febrero de 1943 durante la operación ofensiva de Voroshílovgrad. Tras el colapso de la URSS, el territorio de la actual República Popular de Lugansk pasó a formar parte de Ucrania.

En 2014, las acciones de los nuevos dirigentes de Ucrania suscitaron en todo el territorio de Lugansk los mismos sentimientos que en la región de Donetsk, y las protestas estallaron. El 11 de mayo de 2014, se celebró un referendo de autodeterminación en la región y el 12 de mayo de 2014 proclamó su independencia.

Como resultado de la operación especial rusa lanzada el 24 de febrero, se liberó todo el territorio de la república dentro de sus límites administrativos.

El potencial industrial de la República Popular de Lugansk gira en torno a la industria pesada, como la ingeniería mecánica, la química, la petroquímica, la alimentaria, la maderera, la textil y la de materiales de construcción. En 2021, el 73% de las exportaciones de Lugansk fue de productos metalúrgicos. Sus principales empresas son Krasnodonugol, Rovenkianthracite y la planta metalúrgica de Alchevsk.

Región de Jersón

La región de Jersón, situada en la zona esteparia, limita al norte con la región ucraniana de Dnepropetrovsk, al sur con la península rusa de Crimea, al este con la región de Zaporiyia y al oeste con la región ucraniana de Nikoláev. La superficie total es de 28.500 km2.

El territorio está dividido por el río Dniéper y tiene acceso al mar de Azov por el sureste y al mar Negro por el suroeste. La ciudad homónima Jersón, Nueva Kajovka y Kajovka son algunas de las urbes más grandes de la zona.

La emperatriz Catalina II decidió fundar la ciudad de Jersón el 29 de junio de 1778, en el emplazamiento de una fortificación construida por las tropas rusas durante la guerra ruso-turca (1735-1739). De 1785 a 1794, la administración de la Flota del Mar Negro se ubicó aquí.

Después de la Revolución rusa, desde noviembre de 1917 hasta enero de 1918, la ciudad estuvo bajo control de las autoridades de la República Popular de Ucrania. Sin embargo, el poder soviético se estableció a finales de enero de 1918. En marzo de 1919, Jersón fue tomada por la fuerza por los destacamentos del atamán Nikolái Grigoriev durante la guerra civil rusa. El 3 de febrero de 1920, fue tomada nuevamente por unidades del Ejército rojo.

Jersón perteneció a la provincia homónima en 1920, de Nikoláev desde 1920 a 1922 y finalmente a la provincia de Odesa desde 1922 a 1923, dentro de la República Soviética de Ucrania. Posteriormente, se convirtió en el centro de la región de Nikoláev desde 1937 a 1944. Durante la Gran Guerra Patria, Jersón fue ocupada por las tropas alemanas el 19 de septiembre de 1941. Finalmente, el 13 de marzo de 1944, fue liberada por las tropas soviéticas.

La región de Jersón se formó el 30 de marzo de 1944 mediante un decreto del Sóviet (Consejo) Supremo de la URSS y se ubicó dentro de la República Soviética de Ucrania.

En la época prerrevolucionaria, Jersón era una región agraria, con una incipiente industria representada principalmente por el procesamiento de materias primas agrícolas, la pequeña construcción naval y la producción de implementos agrícolas. Durante la URSS, la región comenzó a industrializarse de manera acelerada, pero nunca abandonó su lado agrario. Las industrias más desarrolladas están relacionadas con la construcción de maquinaria, refinación de petróleo, industria ligera y alimentaria. La región recibía electricidad de la central hidroeléctrica de Kajóvskaya y de la central de Jersón.

En el curso de la operación militar especial rusa en Ucrania, las tropas rusas tomaron el control de la región.

Región de Zaporiyia

La región de Zaporiyia limita con las regiones de Jersón, Dnepropetrovsk y Donetsk, y ocupa un territorio de 27.200 km2. Está dividida en tres zonas naturales y agrícolas: la zona esteparia (50,8%), la estepa árida (34,8%) y la estepa seca (14,4%).

Las fronteras del sur de la región están bañadas por el mar de Azov, cuya costa supera los 300 km dentro de los límites de la región. Las grandes ciudades de la región son Zaporiyia, Melitópol, Berdiansk, Tokmak y Energodar.

La historia de Zaporiyia se remonta al siglo XVIII. En 1768, la emperatriz rusa Catalina II inició una guerra contra el Imperio otomano y en 1770 decidió construir la llamada línea defensiva del Dniéper. Siete fortalezas desde los rápidos del Dniéper hasta el mar de Azov debían ofrecer protección contra los ataques de los tártaros de Crimea.

La fortaleza más septentrional y más grande, Alexándrovskaya, fue bautizada en honor del comandante del primer Ejército ruso, Alexander Golitsin.

Tras la construcción en 1873 de un ramal del ferrocarril a la ciudad de Yekaterinoslav (actual Dniéper), y luego a Sebastópol (Crimea), la ciudad de Alexándrovsk (bautizada así por la fortaleza homónima) se convirtió en un centro de tránsito de grano a través de Odesa hacia Europa.

A finales del siglo XIX y principios del XX, Alexándrovsk se convirtió en un centro de ingeniería mecánica.

Durante la guerra civil rusa (1917-1922), Alexándrovsk fue ocupada de abril a noviembre de 1918 por tropas alemanas y austriacas. La ciudad cambió de manos sucesivamente, y entre 1919 y 1920 fue capturada varias veces por destacamentos del revolucionario anarquista ucraniano Néstor Majno.

En enero de 1920, Alexándrovsk fue tomada por unidades del Ejército rojo y en 1921 pasó a llamarse Zaporiyia. Entre 1921 y 1922 se convirtió en parte de la provincia homónima dentro de la República Socialista Soviética de Ucrania. En 1939, la ciudad se convirtió en el centro de la recién formada región de Zaporiyia.

Tras la construcción en 1932 de la central hidroeléctrica de Dniéper, DneproGES, la más grande de la región, Zaporiyia se convirtió en uno de los mayores centros de metalurgia y energía ferrosa y no ferrosa de la URSS.

Con el comienzo de la Gran Guerra Patria, las empresas de la ciudad pasaron a la producción militar. Entre 1941 y 1943 la ciudad fue ocupada por el Ejército alemán. Durante la ocupación, murieron más de 44.000 residentes y se destruyeron todos los edificios industriales. La ciudad fue liberada de los nazis por las tropas soviéticas en 1943.

La región de Zaporiyia es uno de los mayores productores de material agrícola y de la industria alimentaria. Al menos el 12% del trigo y el 16% de la cebada ucraniana se cultivaron en esta región, rica en chernozem, o tierra negra, que contiene un alto porcentaje de humus.

En la región se desarrollan la metalurgia ferrosa y no ferrosa, la ingeniería mecánica, la energía, la química y la petroquímica, la industria alimentaria y ligera, la agricultura y la producción farmacéutica. Aquí operan más de 160 grandes empresas industriales, entre ellas el productor de acero y hierro Zaporozhstal. La región también produce cerca del 25% de la electricidad de Ucrania.

La central nuclear de Zaporiyia, construida en los años ochenta, está situada en la ciudad de Energodar. Desde la puesta en marcha de la sexta unidad de potencia en 1996, la central es la mayor de Europa y la tercera del mundo.

La central nuclear lleva casi dos meses siendo bombardeada por las tropas de Kiev, a pesar de los llamamientos de Moscú a frenar estos ataques para evitar un desastre nuclear. Kiev ha bombardeado las instalaciones en un intento de provocar represalias y culpar a Rusia.

Un reciente informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre la situación de la central nuclear de Zaporiyia pidió que se pusiera fin al bombardeo de la instalación debido a la preocupación internacional por un posible accidente nuclear.

Durante la operación militar en Ucrania, lanzada por Moscú el 24 de febrero, la central nuclear y sus alrededores cayeron bajo control de las fuerzas rusas. Los militares rusos también tomaron control de la costa de Azov de la región de Zaporiyia, que representa más del 70% del territorio de esta región.

Fuente: Sputnik

Check Also

Siria inmuniza su población contra el cólera mediante una campaña de vacunación

Damasco, 03 Dic (SANA)   El Ministerio de Salud lanza este domingo una campaña de vacunación …