Siria y otros siete países exigen levantar las medidas coercitivas unilaterales

Nueva York , SANA

Los delegados permanentes de ocho países ante las Naciones Unidas, incluido el delegado sirio, Bashar Jaafari, exigieron el levantamiento de las medidas coercitivas unilaterales y señalaron que las mismas representan un desafío en la lucha contra la epidemia del coronavirus.

Esta postura fue expresada en una carta conjunta enviada por los delegados de Siria, Rusia, China, Irán, Cuba, Venezuela, Nicaragua y la República Popular Democrática de Corea, en nombre de sus respectivos cancilleres, al Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

En la carta, exigieron poner fin a esas medidas ilegales y garantizar la igualdad y la coordinación entre los países de todo el mundo para enfrentar los desafíos de la propagación del coronavirus.

Los delegados mencionaron en su mensaje los desafíos que enfrentan los países afectados por las medidas coercitivas unilaterales en medio de la actual crisis derivada de la pandemia de Covid-19, y exigieron al Secretario General de las Naciones Unidas que tenga en cuenta la necesidad de todos los países del mundo de proporcionar infraestructura y equipos básicos para el sector de la salud con el fin de proporcionar tratamiento médico y alimentos para todos sin excepción.

“Le recordamos al Secretario General el contenido de sus recientes llamamientos y declaraciones en las que destacó la necesidad de hoy más nunca de las solidaridad, la esperanza y la voluntad política para superar esta crisis juntos”, indicó el texto del mensaje, y subrayó que para lograr esto se requiere que todos los países actúen de manera colectiva, coordinada y decisiva como miembros responsables de la comunidad internacional.

Los delegados de los ocho países destacaron en su mensaje que los gobiernos de las naciones afectadas por este bloqueo económico poseen la voluntad política y moral para actuar ante este peligro, y que este momento requiere el más alto nivel de solidaridad, cooperación y apoyo.

La carta repasó los efectos negativos de las medidas coercitivas unilaterales, ya sea a nivel nacional o extraterritorial, ya que obstaculizan la capacidad de los gobiernos nacionales para trabajar con las organizaciones internacionales y beneficiarse del sistema financiero internacional y el sistema de libre comercio y, por lo tanto, socavar los esfuerzos continuos de los gobiernos para combatir el coronavirus.

Los delegados, en nombre de sus gobiernos, instaron al Secretario General de las Naciones Unidas para que exija el levantamiento inmediato y completo de estas medidas ilegales, coercitivas y arbitrarias que adoptan inmoralmente el arma de la presión económica y le pidieron que su postura a este respecto sea coherente con la postura de la ONU que rechaza la imposición de medidas coercitivas unilaterales.

F.M

Check Also

Siria estima producción de más de medio millón de toneladas de papas

Provincias, SANA Los agricultores sirios producirán este verano unas 550 mil toneladas de papas, según …